miércoles, 15 de marzo de 2017

COSTILLA DE CERDO ADOBADA A LA MOSTAZA CON PIMIENTOS DEL PIQUILLO CONFITADOS









Crujientes por fuera, tiernas por dentro.

INGREDIENTES:
costillas de cerdo
sal, pimienta
mostaza
zumo de limón
pimientos del piquillo
ajos

PROCEDIMIENTO:

Pintar las costillas con una mezcla que habremos hecho con la mostaza de Dijón, un poco de zumo de limón, sal y pimienta negra recién molida, embadurnarlas bien con esta mezcla.
Una vez pintadas las llevamos al horno, colocamos en el recipiente un poco de agua o vino blanco para que no falte humedad durante el asado.
Las tendremos a baja temperatura, sobre 120 grados alrededor de dos horas o dos horas y media, el objeto es que se vayan haciendo muy poco a poco, solamente cuando prácticamente estén hechas subiremos la temperatura para que tomen el dorado exterior.
Para confitar los pimientos del piquillo, utilizaremos unos pimientos en conserva de buena calidad, los depositaremos en una sartén amplia sin amontonar, añadiremos aceite de oliva y el líquido de la conserva, así como dos o tres ajos chafados, los tendremos a fuego muy lento un par de horas, el sabor de estos pimientos confitados a baja temperatura es muy diferente.
Serviremos las costillas con los pimientos confitados.